Es Bueno Llegar a Viejo

Por supuesto que es magnífico llegar a una edad avanzada, si hemos tenido que despedir a familiares, amigos y conocidos que a temprana edad debieron abandonar este mundo.



Y aunque pareciera que el llegar a viejos es el temor más grande de muchas personas, en realidad el temor es a perder la frescura, lozanía y belleza de la juventud y “parecer” viejos, cuando en realidad, la edad se delata no solo en el aspecto externo, sino también en las actitudes.

Por supuesto que las reglas de salud son invariables para todas las edades, pero principalmente en la edad adulta, su falta o negligencia, influirá en el proceso de envejecimiento.

Los signos de envejecimiento son más acusados en algunas personas que en otras, aún siendo de la misma edad. Todos estamos envejeciendo día a día, pero una persona que se alimenta bien, que se ejercita con frecuencia y piensa de manera positiva, probablemente tendrá menos arrugas que una persona que no lo haga.

Algunas ideas para retrasar las señales del envejecimiento que las demás personas perciben en nosotros, son aquellas como

Mantener el sentido del humor y tomar las cosas por el lado amable. No porque se es adulto se debe estar serio todo el tiempo. Sonreir siempre, enciende la cara y relaja los músculos del rostro, lo que nos hace lucir más juveniles.

Trabajar con moderación, alternando con períodos de descanso y diversión también es fundamental. Practicar algún pasatiempo o complemento de esparcimiento. Procura buscar formas de diversión, de convivencia con otras personas, salir a pasear, de vacaciones, etc. es fundamental para mantener el alma joven.

Procurar hacer un poco de ejercicio diariamente. Aunque los pretextos son muchos para no activarse, el principal es la pereza. Levantarse a las 6 de la mañana a hacer ejercicio no es muy atractivo que digamos, pero cualquier hora del día es buena para dedicar unos minutos a movilizar las articulaciones, a flexionar y contraer los músculos de piernas y brazos, o simplemente salir a caminar proporciona placer y ejercita al cuerpo.

El ejercicio regular es importante para mantener fuertes los músculos y tendones y evitar una caída y una probable fractura.

He dejado para el último, el tema de la alimentación. Nada hace más daño a la piel que no beber agua y la falta de nutrientes se hace presente inmediatamente en forma de trastornos y achaques, así que procure comer sano, dando preferencia a alimentos menos densos, es decir evitar grasas y optar por frutas, verduras, semillas, etc. No olvidar que una alimentación balanceada es básica para mantener una buena salud y por tanto retrasar el envejecimiento.

Share this article

About Author

Jacqueline Lizardo
Login to post comments

Newsletter

Gracias por registrarte con nosotros enterate de nuestro boletin diario...

Ultimos Mensajes